¿Son los planes de pensiones una buena opción a largo plazo?

Qué es un plan de pensión

La jubilación con frecuencia se menciona como una tierra prometida. Donde no tienes que trabajar y aun así tienes dinero. Es hora de hacer todas esas actividades recreativas para las que no tuviste tiempo mientras ganabas dinero y consolidabas tu carrera.

Por supuesto, el dinero que usarás no crece en los árboles ni aparece de la nada. La tierra prometida de la jubilación se debe principalmente gracias a un esquema de pensión.

Los primeros planes de pensión se remontan a 1875, cuando fueron establecidos por la empresa American Express en los Estados Unidos. En esencia, un plan de pensión es un esquema donde un empleado y un empleador agregan dinero a un fondo. Los pagos que haga el empleador dependen del periodo laboral del empleado (años) y también del salario anual ganado trabajando. Los pagos son invertidos de diferentes maneras para que la inflación no los disminuya. Desde este fondo, acumulado durante toda una vida, saldrán los pagos recibidos durante los años de jubilación. En algunos casos, es posible recibir todo el dinero en una cantidad única pero generalmente los pagos mensuales son la opción más común.


Beneficios de un plan de pensión

La pensión recibe generosas exenciones tributarias. Los impuestos consumen bastante de tus ganancias pero cuando pones el dinero en un fondo de pensión, el dinero no es tocado por el sistema tributario.

Los planes de pensión también son muy simples. ¿Con qué frecuencia piensas en el tuyo? Exactamente. No lo haces. Ya que podrías “olvidar” los pagos, éste se hace automáticamente. El dinero sólo se acumula y cuando es hora de usarlo – está ahí.  Esa clase de modelo seguro y tradicional es importante para muchas personas.

Además, cuando tienes un plan de pensión fijo, no es necesario que tengas conocimientos de inversión. La gente que lo hace por ti tiene años de conocimiento y experiencia. Lo que hacen, lo hacen todos los días y tienen un amplio conocimiento del tema. Confía en ellos para que manejen tu dinero. Invertir no es algo invariable, sino que requiere de constante observación, dedicación y tiempo. A la larga, posiblemente te ayude más que si lo haces tú mismo.


Desventajas de un plan de pensión

Lo más importante es siempre entender qué está sucediendo con tu dinero. La ventaja de la comodidad también puede ser el aspecto más débil de un plan de pensión. Simplemente te olvidas de él y no sabes qué está pasando con tus ahorros. Revisa de manera regular cuánto dinero tienes. Mira cómo se está manteniendo respecto a la inflación. En caso de que no sepas que es la inflación – es la reducción en el poder adquisitivo del dinero. Tu fondo de pensión realmente debe estar protegido contra esto. Quizás no sufra mucho en unos cinco años, pero sin duda debe estar protegido a largo plazo, por al menos 40-50 años. Entonces mantente al día con él y ten presente si las inversiones que se están haciendo con tu dinero realmente te benefician. Si no, no dudes en mover tu dinero a otra entidad/banco.

Otra ventaja inicial de un plan de pensión – que alguien más tome las decisiones financieras por ti – puede ser un obstáculo. La gente que esté manejando tu dinero no querrá perderlo ni tomar grandes riesgos. Esto significa que, sí – tu dinero está seguro. Pero quizás esté demasiado seguro. Así no tendrás la misma rentabilidad que tendrías haciendo inversiones privadas o contratando alguien personalmente para que maneje tus fondos.


En conclusión

En general – un plan de pensión a largo plazo que combina inversiones forma tu salario y para ti es una buena idea si quieres una solución sólida e infalible a largo plazo. Así estarás dispuesto a lidiar con un método tradicional y quizás no garanás tanto pero mantendrás el valor de tu dinero. 

Si eres más osado y quieres maximizar tus ganancias entonces la inversión activa de diferentes maneras (bolsa de valores, bonos, etc.) es la mejor opción para ti. Sí, podrías perder algo, pero también podrías tener una ganancia considerable y tener un mejor retiro.

Si quieres comenzar a invertir pero careces de una cantidad inicial, una opción es obtener un préstamo en línea. Es rápido y cómodo y puedes personalizarlo de acuerdo a tus otras necesidades financieras. Esto significa que puedes elegir la cantidad del préstamo y el periodo de tiempo tú mismo. 

Credy es una empresa que tiene los socios más confiables en el mercado. Sus tasas de interés son competitivas y el proceso de solicitud es fácil. Sólo tendrás que proporcionar alguna información personal y esperar la oferta. De las ofertas presentadas puedes elegir la más idónea para ti y el dinero estará en tu cuenta en breve.