¿Qué son los préstamos asegurados por un vehículo?

Qué son los préstamos avalados por el coche?

Cuando sacas un préstamo generalmente hay dos opciones – un préstamo asegurado o uno no asegurado. Digamos que elijes un préstamo asegurado.  

La mayoría de las personas tienen un carro, entonces usualmente su duda más común con los préstamos asegurados es “¿Puedo usar mi carro como garantía?” La respuesta corta es sí. Si has decidido usar tu carro como garantía, primero debes llevarlo a una evaluación. Generalmente puedes pedir prestado hasta el 50% del valor del vehículo. Después de que haya sido evaluado puedes aceptar la oferta que más te beneficie. Sin embargo, hay algunas cosas que debes saber cuándo uses tu vehículo como garantía.

Primera – para usar algo como garantía el carro debe ser parte de tu patrimonio. Si lo pagaste de contado o ya pagaste todas las cuotas del crédito del carro, es tuyo y por supuesto puedes usarlo como garantía. Sin embargo, si todavía hay algunas cuotas pendientes de pago, debes revisar cuánto patrimonio tienes. Para usar tu carro como garantía tu deuda debería ser menor al valor actual del vehículo.

Para esto puedes usar varias páginas web que te ayudarán a hacer un estimado de cuál es el valor actual de tu carro. Compara los precios y ten en cuenta cualquier cosa que pueda bajar el precio (trabajos de reparación anteriores, etc.). Compara el valor con la cantidad a pagar de tu carro. Si en realidad tienes patrimonio suficiente eres libre de usarlo como garantía.

Segunda – Revisa qué clase de seguro tiene tu vehículo. La mayoría de los seguros cubren sólo el costo del daño que ocasionas al otro vehículo. Y lo contrario – cuando alguien causa un accidente, su seguro paga las reparaciones de tu carro.  

No obstante, lo que los seguros normales usualmente no cubren es el costo de reparar tu carro cuando tú has causado el accidente. Asegúrate de tener el carro asegurado también para esto. De lo contrario, el prestamista no se beneficiará de la garantía si existe un riesgo de que éste pierda su valor en el mercado en caso de un accidente y sin el seguro adecuado. También puedes agregar al prestamista como el beneficiario en el contrato, lo que significa que él recibirá el dinero si tu vehículo es destruido.

Tercera - tienes que recordar que no puedes vender el vehículo mientras se use como garantía. El prestamista es algo así como un copropietario mientras pagas el préstamo. Además, es aconsejable que hagas tus pagos de acuerdo al cronograma y no te atrases en ninguno.

¿Por qué asegurar un préstamo es buena idea en primer lugar y qué debo tener en cuenta?

Como con cualquier préstamo, siempre hay una tasa de interés que está dividida en todos tus pagos. Depende de muchos factores diferentes. El periodo del préstamo, tu historial crediticio, la cantidad de dinero que pidas prestado – todo eso cuenta. Pero la regla general es, entre mayor sea el riesgo para el prestamista, mayor será la tasa de interés. Esto significa que si estás en una posición vulnerable – tus ingresos no son muy altos o tienes algo en tu historial crediticio que no le gusta al prestamista – mayor será la tasa de interés. Esto, a su vez, significa que las personas en una mala situación obtienen peores términos que aquellos que están en una más favorable. Una manera de disminuir el riesgo para el prestamista y obtener mejores términos para ti es - asegurar tu préstamo.

Algo muy importante a tener presente es qué querrás usar como respaldo. Las cosas que puedes asegurar con un préstamo pueden ser muy diferentes. Pueden variar de bienes raíces personales, cheques, vehículos personales o incluso cuentas de inversión y objetos de valor como artículos coleccionables o arte fino.

Si en realidad necesitas usar tu carro, ten en cuenta que debes ser muy puntual con tus pagos. Si necesitas tu carro para trabajar o para desplazamientos diarios sería un evento desafortunado que te lo embargasen porque tienes problemas para pagar el préstamo con el cual está asegurado. 

Ya sea que uses o no una garantía, es importante estar seguro de que el prestamista sea de confianza. Credy trabaja con los socios más confiables en el mercado.

El proceso de solicitud con Credy es sencillo. Simplemente proporciona alguna información personal y espera la oferta. Cuando la hayas recibido solamente elije la más idónea para ti. ¡Es así de fácil!

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!