Hacer las compras - ¿es un hipermercado la mejor opción?

¿Es un hipermercado la mejor opción para hacer las compras?

¿Qué es lo que tienen en común y detestan casi todas las personas que viven en zonas urbanas? Posiblemente tener que hacer las compras después del trabajo. Todos conocemos esa práctica. Has pasado casi todo el día en la oficina y camino a casa compras algo de comida en el supermercado. Es bastante práctico - así obtienes todas las cosas en el mismo lugar. Algunas personas prefieren comprar todo lo que necesitan una vez a la semana. Preparan una larga lista y no regresan a una tienda durante seis días hasta que otra vez deban hacerlo. Ambas opciones están bien, dependiendo del estilo de vida. Pero el hecho importante es que la mayoría de las personas prefieren hacer las compras en un supermercado y no en pequeños negocios independientes. Pero ¿es este el mejor lugar para hacer las compras? Demos un vistazo de cerca a los supermercados y cuáles son las ventajas y desventajas de comprar en ellos.

¿Cuándo y cómo surgieron los supermercados?

Antes de los supermercados, todas las tiendas tenían servicio en ventanilla. Eso significa que cuando ibas a la tienda, tenías un tendero que te daba los productos que pedias. Eso cambió en los años 50 cuando muchas tiendas de comestibles se convirtieron en tiendas “autoservicio”. Con esto el cliente pudo familiarizarse más con el producto y considerar diferentes opciones. Se podía caminar entre los diferentes pasillos, leer las etiquetas, decidirse y cambiar de decisión. Y, eventualmente, pagar antes de irse. Muchos supermercados todavía tienen secciones en ventanilla, para la carne fresca por ejemplo. Pero todo esto siempre está disponible en los estantes, empacado por supuesto. Esta manera de comprar sin dudas y más práctica es sólo uno de los aspectos positivos de hacer tus compras en un supermercado. Sin embargo, hay más beneficios a tener en cuenta.

Beneficios de comprar en un hipermercado

Los hipermercados operan en un campo que tiene una fuerte competencia. Esto significa que tienen que estar en la cima del juego en todo momento. Los consumidores quieren productos frescos y por ejemplo, tener frutas dañadas o magulladas no servirá. Cada vez más y más clientes quieren variedad. Las diferentes alergias a la comida, dietas o sólo las preferencias de sabor obligan a los supermercados a ampliar su selección constantemente. Esto significa que los hipermercados realmente pueden satisfacer cualquier gusto o preferencia imaginable.

Además, ya no sólo ofrecen comida sino también una amplia variedad de otros bienes de consumo. Esto significa una inmensa cantidad de tiempo ahorrado para los consumidores. Esos dos son los puntos clave de por qué la gente decide hacer sus compras en hipermercados. Obtienen todo lo que puedan imaginar en un solo lugar.

Otra razón es que puede ser mucho más barato que comprar las cosas en varias tiendas pequeñas. Hay un ahorro de tiempo indirecto y en gastos de transporte (si tienes que ir en carro de un lugar a otro). Pero los supermercados compran en grandes cantidades lo que significa que pueden ofrecer menores precios en comparación a las pequeñas tiendas independientes.

Los hipermercados también tienden a tener todo tipo de sistemas de bonificación y lealtad. Por ejemplo, pueden tener campañas cada semana para ciertos productos o semanas temáticas donde los productos necesarios para toda una comida tienen descuento. La mayoría de supermercados también tienen tarjetas de cliente frecuente. Cuando tienes una tarjeta de estas, puedes obtener un pequeño descuento en cada compra, ganas puntos de lealtad y puedes usarlos para un descuento posterior. Hay muchas maneras para que esto funcione.

Entonces, en general, los supermercados definitivamente son una opción práctica, económica y ahorran tiempo al momento de hacer las compras.

Desventajas de hacer tus compras en un hipermercado

En realidad, algunos de los motivos que convierten al supermercado en una buena elección también lo convierten en una mala elección. Comprar en tu tienda local puede ser más demorado y costoso pero estarás apoyando a los dueños de los pequeños negocios. Esto significa más trabajos para los locales. Y no sólo trabajos sino una oportunidad para que los campesinos locales obtengan su sustento a partir de su tierra y animales.

Lo que nos lleva a otra desventaja de los supermercados. A menudo importan sus productos del extranjero o de distancias muy largas, lo que significa que para mantenerlos frescos deben usar conservantes. Con la producción local no sucede esto. Los campesinos generalmente venden sus productos cerca de casa, en los mercados campesinos o en sus pequeñas tiendas propias. Todo lo que se compra es fresco sin el uso de sustancias artificiales.

La amplia demanda de productos genera ganadería industrial y poco bienestar animal. Las buenas condiciones para los animales cuestan dinero y es más barato comprar carne de pollo producida en masa por ejemplo, en cuyo caso las aves han estado viviendo en jaulas muy pequeñas y en condiciones deficientes.

Todo esto hace que las tiendas y negocios pequeños sean una opción más ética y sostenible a largo plazo. Cada vez más y más personas han optado por pequeñas tiendas independientes porque quieren contribuir a la comunidad y quieren comer comida saludable producida localmente.

Si eres de las personas que siembras tú mismo o tienes un producto que quieres ofrecer pero no tienes capital para iniciar tu negocio, Credy puede ayudarte con eso. No tienes que comenzar con algo grande. Un pequeño ensayo para ver si a la gente le interesa lo que ofreces sería un buen comienzo.

El proceso de solicitud es muy fácil con Credy. Sólo necesitas proporcionar alguna información personal. Después te presentamos las diferentes ofertas. Luego puedes elegir la más idónea para ti y el dinero será transferido a tu cuenta en poco tiempo.


¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!