¿Cómo puedo solicitar un préstamo si me encuentro desempleado?

¿Cómo afecta el desempleo nuestra vida diaria?

La tasa de desempleo en Colombia aumentó de 9.40% en marzo a un 9.50% en abril de 2018. La realidad es, que esto afecta a una gran cantidad de personas.

Algunos de estos individuos que han estado sin empleo desde hace mucho tiempo, obtienen ayudas de su pareja, expareja o algún otro familiar. Otros deben estar entre empleos. Y siempre hay personas que han elegido una forma informal de trabajar, sin ninguno de los beneficios gubernamentales que se nos garantizan al pagar impuestos.

Independientemente de los antecedentes y razones específicas en cada caso individual, está claro que la vida no para cuando uno ha perdido su trabajo. Se siguen teniendo gastos diarios: comida, alojamiento, niños que cuidar y también gastos inesperados. Las personas desempleadas son especialmente vulnerables a este último.

Encontrar un nuevo trabajo conlleva tiempo y esfuerzo. No es algo que ocurre de la noche a la mañana. Además, no todas las personas tienen ahorros y si los tuvieran se acabarían en algún punto si no tienen una entrada considerable de dinero.

Esto significa que existen muchas personas desempleadas a las que les vendría bien hacer uso de una pequeña ayuda económica hasta que logren encontrar un nuevo empleo. Normalmente, esta ayuda en la mayoría de los casos viene en forma de préstamo. Pero, ¿puedes obtener un préstamo cuando estás desempleado?

¿Puedo solicitar un préstamo cuando me encuentro en desempleo?

Sí, es posible obtener un préstamo cuando te encuentras desempleado. Muchos prestamistas consideran beneficios de desempleo, pensiones, ingresos por cuenta propia o el apoyo de los cónyuges, suficiente como para considerar al solicitante confiable.

No obstante, hay que tener en cuenta algunas cosas cuando solicitamos un préstamo al estar desempleados.

Esto es algo a lo que no puedes afectar en retrospectiva, pero es bueno saberlo para referencias futuras; siempre tener un buen historial crediticio. Esto es lo primero que comprobará cualquier institución que otorgue préstamos. Incluso si tienes un período corto sin un ingreso estable, entre dos trabajos aún puedes ser elegible para un préstamo si tu historial de crédito es positivo.

Para que tu historial de crédito siempre sea positivo, asegúrate de cumplir siempre con tu cronograma de pagos. Pasarte de la fecha de tus pagos afectará tu historial de crédito. Además, al solicitar un préstamo, asegúrate de no presentar la solicitud en varios lugares a la vez; esto también se verá mal en tu historial de crédito.

 ¿Qué tipos de préstamos son accesibles para una persona desempleada?

Si tienes algún tipo de ingreso que no proviene de un empleo, puedes solicitar un préstamo con un codeudor. Esto significa que un socio o un miembro de la familia firmarán conjuntamente el préstamo, por lo tanto, lo que te brindará una mejor oportunidad de asegurar que te sea otorgado el préstamo. Un lugar común en Colombia, en el que muchas personas intentan solicitar préstamos son los Préstamos de Dinero de Bogotá, pero existen, por supuesto, alternativas a eso.

Otra opción son los adelantos en efectivo, si ya posees una tarjeta de crédito. Es una forma rápida y conveniente de obtener efectivo, pero ten en cuenta que las tasas de interés tienden a ser bastante altas.

Si tienes tu propia casa, existe la posibilidad de pedir prestado contra su casa. Una línea de crédito con garantía hipotecaria es similar a una tarjeta de crédito: tiene un saldo revolvente. Es más probable que seas elegible si puedes mostrar algún tipo de ingreso (no tiene por qué ser un salario mensual).

Sin embargo, la opción más conveniente y accesible son los préstamos online.  

No necesitas un fiador, el proceso de aplicación es rápido y conveniente y los prestamistas no son excesivamente rigurosos con respecto a tu historial de crédito o tus ingresos. Siempre que tengas el dinero en tu cuenta antes de la fecha de amortización, todo estará bien.

Ten en cuenta que en todos los casos es importante cumplir con tu cronograma de pagos. Incluso si algunos prestamistas son más liberales en cuanto al historial crediticio, esta actitud no se extiende infinitamente y siempre es mejor mantenerlo positivo y claro.

Los procesos de solicitud son generalmente muy fáciles y tú puedes personalizar la duración de tu período de amortización. Esto es especialmente bueno si te encuentras en una posición vulnerable en cuanto al dinero y quieres que tus pagos mensuales sean lo más pequeños posible hasta que obtengas algunas fuentes de ingresos adicionales.

 ¿Dónde puedo solicitar un préstamo en línea?

Si estás buscando préstamos en línea en Colombia, no busques más que Credy.

Credy intermedia préstamos en línea y encontrará una solución adecuada para cada cliente, cualquiera que sea su necesidad financiera.

La aplicación es simple y rápida. Solo tienes que proporcionar tu nombre, número de identificación personal, dirección de correo electrónico y número de teléfono. Después de aplicar, Credy se comunicará contigo en breve con las ofertas y podrás elegir la más adecuada para ti. Cuando hayas confirmado la oferta, el dinero se transferirá a tu cuenta.