Las razones por las cuales una persona obtiene una deuda pueden ser infinitas, la poca educación financiera en las instituciones, el poder de convencimiento de los vendedores y bancos que ofrecen préstamos de dinero, o simplemente poca cultura del ahorro. Sea cual sea la razón, debemos evitarlas al máximo. 

Créditos bancarios

Cuando una persona desea comprar un auto o un electrodoméstico, su entidad bancaria es la primera en ofrecerle el dinero. Los confunden con promesas y pequeñas cuotas, sin detallar las tasas de interés. La persona, emocionada, acepta, pero a los pocos meses se ve llena de llamadas y cuentas de cobro que no puede pagar. 

Es por eso que muchos han dejado de confiar. Para ello, hoy existen nuevas alternativas y préstamos online cuyos requisitos son menores y sus tasas son más cómodas para los colombianos.  

Necesidades innecesarias 

¿Alguna vez han escuchado a alguien justificar sus compras con un “es que lo necesitaba”? pues eso le pasa a muchos colombianos. Diferenciar un gusto de una necesidad es básico para no caer en deudas, pues el que termina comprando es el corazón y no el cerebro; y ese objeto se puede quedar en una esquina y nunca ser utilizado. 

Al salir de compras, una lista previa donde estén los objetos que se necesitan en el hogar, ayudará a tener control sobre el dinero para no malgastarlo. 

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son muy convenientes pero ¿por qué tantas personas tienen deudas sobre sus tarjetas? Porque no se tuvieron en cuenta los intereses de la misma; lo que significa que al final de las 24 o 36 cuotas, el precio del producto se multiplica inevitablemente. 

Si es necesario pagar mensualmente porque el dinero no está disponible, una buena opción son los préstamos rápidos por internet. Así, se tiene la certeza de que ese dinero fue utilizado en lo realmente importante. 

Planeación inexistente

Uno de los secretos de los millonarios es anotar cada uno de los gastos que hacen al día, sin importar lo pequeños que sean. Ese dulce, esa gaseosa, todas esas pequeñas compras suman y a final de mes las personas caen en deudas con las cosas importantes como el arriendo o la educación

Un error le ocurre a cualquiera y si los gastos del mes no fueron planeados, los préstamos de dinero pueden salvar vidas; eso sí, las cuotas y condiciones son clave para tomar un préstamo o no. 

Compras excesivas

A los colombianos les encanta celebrar, pero en esto gastan mucho dinero, desde cumpleaños a bautizos. Lo más fácil es pagar, por ejemplo, con una tarjeta de crédito; y cuando la alegría pasa, el extracto llega y los problemas comienzan.

Por esto, los préstamos online son ideales para personas que tienen un gran gasto pero de una sola vez. De esta manera el dinero que llega mensualmente no desaparece. 

En conclusión, la planeación es la clave para no caer en deudas, si tenemos nuestras prioridades claras, los gastos del hogar también lo estarán. Nadie quiere vivir lleno de preocupaciones, así que piensa dos veces tu siguiente adquisición. 

¿Estás listo para obtener tu dinero en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!